Heredad Altos de Talana 2021, cuando los vinos blancos y la crianza en barricas van de la mano

Loading

Heredad Altos de Talana

Heredad Altos de Talana 2021, cuando los vinos blancos y la crianza en barricas van de la mano

Este Heredad Altos de Talana 2021 es la segunda añada de este enorme vino blanco que elabora la bodega Heredad Morán & López en la comarca del Bierzo, con el que buscan jugar con la frescura y frutalidad de los vinos blancos, en este caso con la Godello, y la personalidad, cuerpo e intensidad que da la crianza en barricas de roble a los vinos blancos. Una combinación que esta bodega realiza de forma excelente, por eso no nos extraña que en las dos añadas que lleva en el mercado este vino, en ambas haya obtenido un premio Bacchus de Oro.

Un vino que fermenta y pasa una crianza de 12 meses en barricas de roble francés nuevas, procedentes de viñas de Godello viejas, pasando posteriormente a ser embotellado unos 6 meses afinándose en botellero.

El resultado es un vino blanco excepcional, de carácter y personalidad que marcan sobre todo la tipicidad de la varietal y del terruño berciano.

Os recomendamos que lo abráis y lo dejéis en la copa un poco antes de su cata ya que, aunque según se sirve se puede beber, podréis ver la evolución de color y aromas que presenta durante ese rato, algo que os va a encantar.

De inicio, según se sirve, nos deja un color amarillo pajizo con tonos dorados bastante intensos, brillante y limpio. Un pelín de carbónico que en nada se va, fruto de la crianza y tiempo en botella. Al poco rato ya véis como el color evoluciona, dejando un color amarillo más pajizo que antes, tremendamente brillante, con unos reflejos acerados y cítricos. Al airearse el vino presenta destellos de vino joven que le da un movimiento en copa vibrante conservando esa intensidad que indica que es un vino con crianza.

La nariz es realmente sorprendente. De inicio se nota cerrado, lógicamante por su crianza. En cuanto se oxigena fluyen a la nariz un abanico enorme de frutas, blancas, de hueso, aportes cítricos, ligeros tropicales, acompañados de toques florales, acacias, todas ellas con un toque de madurez que permite disfrutar de la frescura de la fruta y de la complejidad que le da la barrica. Tras airear la coa llegan los aportes de la crianza. las lías dejan un trabajo excelente, con aportes amielados, toques a tostados de la madera, avainillados, toques a frutos secos, aportes infusionados y suaves herbáceos. Una mineralidad de fondo que compleja un conjunto enormemente equilibrado.

La boca nos presenta un ataque con mucha fruta madura, fresco, de gran acidez que se une a la gran estructura que presenta que le permite estar en botella muchos añitos. Un paso elegantes, sabroso, untuoso, con un volumen medio que cubre al completo todo el paladar. La fruta y la crianza van perfectamente de la mano. Gran persistencia y un final largo, como no podía ser de otra forma con un blanco con 12 meses de barrica.

Heredad Altos de Talana

Sin duda este Heredad Altos de Talana 2021 es una maravilla de vino para los amantes de los vinos blancos complejos, personales y de carácter. Aunque se puede disfrutar mucho en «copeteo», se me antoja ideal para maridajes gastronómicos de nivel, ya que su evolución durante la cata permite disfrutar de múltiples sensaciones en cada bocado.

Un vino que tras su primera añada que probé ha crecido en personalidad, complejidad y que muestra una evolución en copa realmente única. Por ese motivo es un vino que se merece la calificación de Excepcional, llegando a una puntuación de 95 puntos.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*