Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Catamos vinos del proyecto Axial Vinos

Sobrelias TV

 1,945 Lecturas

Axial Vinos: Bodegas Pagos del Moncayo

Prados Colección Garnacha 2018. D.O. Campo de Borja con viñedos a unos 600 metros de altitud. Uvas procedente de viñas viejas de más de 80 años de edad, vendimia manual. Un vino que para aumentar su complejidad tiene una crianza en barricas de 10 meses.

Un vino que en su cata, en la fase visual, nos deja un color cereza picota en copa parada. Limpio y brillante, con una capa alta diría yo, con abundante lágrima en movimiento que tiñe muy bien la copa. La nariz es compleja, de intensidad media-alta, con mucha presencia de fruta roja, con aportes de la barrica que nos dejan toques de regaliz, café, aportes avainillados inconfundibles. Un conjunto muy bien equilibrado aromáticamente hablando. En boca es de ataque fresco, fruta y acidez muy de la mano, bien equilibrado en el paso por el paladar, donde muestra un buen volumen. Denso, ligeramente graso por momentos, con taninos presentes con un amargor final muy interesante. Buena persistencia y final bastante largo. Un vino que merece la calificación de Muy Bueno con una puntuación de 90+ puntos.

Prados Colección Syrah 2017. En este caso es un monovarietal Syrah, al que le dan una crianza en barricas de roble americano de 11 meses. La uvas proceden del viñedo La Loma de Bisimbre, en el cual nos encontramos con 5.000 cepas viejas plantadas en la ladera de una pequeña colina, sobre suelo arcillosos profundos de graba y con componentes minerales.

Un vino que en su cata, en copa parada, nos deja en vista un color cereza picota. Limpio y brillante, en movimiento nos deja sorprendentemente aun ribetes violáceos, combinados con algunos tonos rubís. Capa alta. La nariz es compleja con mucha presencia de fruta, roja y parte negra, aportes florales, cassis, grosellas negras y zarzamora. Aportes de la crianza a trufas, aceitunas negras, toffe, ligeros balsámicos. Fondo mineral. Boca de en entrada rápida, que nos anticipa un paso sedoso, elegante, con buen volumen. Mucha fruta, buena acidez con buena persistencia. Sedoso, buen cuerpo, final bastante largo. Un vino que merece la calificación de Muy Bueno con una puntuación de 91 puntos.

 

 

Pagos Privé 2018. Un vino que la bodega define como un vino tinto artesano, monovarietal Syrah, que en esta ocasión tiene un paso por barricas en su crianza de 12 meses. También proceden las uvas del viñedo antes indicado, La Loma in Bisimbre (zona baja de Campo de Borja) entre 350-450 metros de altitud. Procede de viticultura BIO cultivo y controlando los rendimientos reducidos por cepa con un máximo de 6.000 kg/Ha. Se descarta el 50% de los racimos para asegurar la máxima calidad de las uvas restantes. Maceración y fermentación alcohólica a baja temperatura en lagares abiertos de 3 y fermentación maloláctica en barrica.

En vista nos deja un color rojo de gran intensidad, casi violáceo, capa alta, abundante lágrima que fluye. Limpio y brillante. Nariz muy compleja con predominio de aromas a frutas rojas, toques de negra, aromas florales de violetas. La crianza le aporta ciertos aromas dulces. La boca es de entrada con carácter, potente, paso voluminosos, mucha fruta con la acidez de la mano. Buena estructura, equilibrado y bien estructurados. Paso cálido, sedoso y elegante, con un final largo. Un vino que se merece la calificación de Muy Bueno llegando a una puntuación de 91+ puntos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa