Cata de los vinos Godeval Cepas Vellas 2017 y 2018, Valdeorras

vinos más caros de España

Godeval Cepas Vellas 2017 y 2018

Cata de los vinos Godeval Cepas Vellas 2017 y 2018, elaborado en la comarca de Valdeorras, cuna de la Godello, de la mano de Bodegas Godeval.

En mi opinión, de esas catas que acabas recordando siempre ya que si ya cada uno de estos vinos es espectacular si te gustan los vinos blancos, poder comparar in situ dos añadas consecutivas (ojalá fueran más), permite ver una perspectiva más amplia en su cata, evolución en el tiempo y ver como el vino es un ser vivo que cuenta una historia en el tiempo.

Primero os contaré cómo se elabora este vino godello y luego las sensaciones ambas catas.

Godeval es una de las bodegas pioneras en Valdeorras en la recuperación de la Godello. De hecho solo elabora vinos blancos. Este Godeval Cepas Vellas es el que elabora con crianza, que es de 5 meses de reposo sobre sus lías en depósitos de acero (no pasa por barrica). Para la elaboración de este vino se seleccionan los mejore racimos de las cepas más viejas que posee la bodega, lo que ya de por sí nos da un vino diferente dentro de los ‘Godellos’. Al darle la posterior crianza, la diferenciación frente a otros vinos de la comarca de Valdeorras es indudable.

Godeval Cepas Vellas 2018

Cata del vino Godeval Cepas Vellas 2018

Un vino que llevaba embotellado solamente un mes y que ya está en el mercado. Un Godello en estado puro en el que la vivacidad de esta uva, su acidez, su carga frutal están presentes de una forma nítida conservando la esencia de un vino joven (solo 5 meses de crianza sobre lías en inox) pero unida a la potencia de sensaciones en la cata que da el hecho de que se elabore con viñedos centenarios, complejos y que potencian más la esencia de esta uva.

Este Godeval Cepas Vellas 2018 es todo fruta. Fruta blanca, toques de manzana, componentes cítricos,…, una acidez marcada de la fruta que anticipa sin duda una buena guarda y que hoy ya le da una gran persistencia en su fase de cata en boca. Complejo en nariz, aromas francos y nítidos, intensidad media-alta. Mineralidad del terruño valdeorrés de fondo muy personal.

Fresquísimo de entrada, fruta por todos los lados en el paladar con un muy buen volumen. Un vino realmente redondo, elegante en boca, con carácter aunque sedoso y armonioso en el paso por boca. las lías le imprimen cremosidad. un vino muy bien estructurado.

En estos momentos, en mi opinión, se merece sin duda los 92+ puntos.

Godeval Cepas Vellas 2017

Cata del vino Godeval Cepas Vellas 2017

Esta añada del vino Godeval Cepas Vellas del 2017 lleva unos cuantos meses ya en botella frente a la anterior que os comentaba del 2018. Una gozada porque es como si estuviéramos viendo la última añada en un espejo dentro de unos cuantos meses.

Increiblemente esta añada casi no ha perdido la brillantez de la juventud que podía tener la del 2018. Y es que si no nos paramos detenidamente, parecen el mismo vino. Esto es muy buena cosa ya que anticipaba en vista que había tenido una guarda estos meses espectacular.

Donde más se percibe la diferencia entre las añadas es en nariz y en boca en la cata.

La nariz ha ganado en complejidad y en potencia aromática. La intensidad es alta, con una presencia de fruta increible, igual que la añada del 2018, pero aparecen nuevos aromas en la cata. Además de los ya indicados, aparecen ciertos toques a piña de fondo, a toques compotados de forma ligera (que en próximos años irán en aumento seguro) y las lías le han comenzado a dar toques ligeros balsámicos. La acidez está excelentemente gestionada y nos deja un vino eminentemente equilibrado.

En boca ocurre algo similar que en la nariz. Una pizca menos de frescura que la añada del 2018, pero aun así tremendamente fresco de entrada, con un paso lleno de fruta, no más que el 2018 pero si más intensa. Una acidez perfecta una vez que ha pasado unos meses en botella, dándole una untuosidad en paso por el paladar genial. Muy buen volumen, se muestra untuoso, un toque carnoso pero a la vez elegante y delicado en el paso por boca. En el postgusto los meses que le saca a la añada última hacen que sea más potente la combinación fruta/lías.

En mi opinión, un vino al que estos meses le han venido ‘de perlas’ con lo que se merece una puntuación de 93 puntos.

Estos dos Godeval Cepas vellas sin duda son espectaculares y si no sois muy expertos en el mundo del vino os gustarán los dos igualmente, sin preferencias. Aun así, la cata tranquila de los dos, da matices diferentes que muestran muy bien como el vino es un ser vino y evoluciona, además de que las condiciones climatológicas de un año no son las de otro y eso influye también en el vino final.

 

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Vinos españoles con 100 puntos Parker