Cata del vino Finca A Xesteira La Fuga 2014, Rías Baixas

Finca A Xesteira 2014

Finca A Xesteira La Fuga 2014

Finca A Xesteira La Fuga 2014 es un vino blanco, monovarietal Albariño, que ha elaborado en las Rías Baixas José Antonio García Viticultor, enólogo afincado en Valtuille de Abajo en el Bierzo, pero que prueba a elaborar joyas como este vino en otros puntos de España y del que la producción se ha ido a las 640 botellas solamente, con lo que además un disfrute, es un lujo poder realizar su cata. Un vino elaborado en la subzona del Valle do Salnés.

Por su varietal Albariño, se os vienen a la mente los típicos vinos frescos, salinos con toques minerale, pero este vino es diferente. Para empezar es un vino con crianza, ya que pasa un año en barricas de roble. Además es un vino al que no se le realiza maloláctica. En su elaboración se seleccionan uvas de viñedos de más de 60 años. Todo ello os imagináis que da lugar a un Albariño de autor, diferente de los habituales que os podéis encontrar en el mercado.

Este Finca A Xesteira La Fuga 2014, me ha parecido un vino realmente diferente de lo habitual, y eso es algo que me encanta siempre. Un vino que salió en 2016 al mercado y el que su paso en botella de un par de años en una buena guarda le ha sentado espectacularmente bien.

Lógicamente pierdes algo de la vivacidad que da la Albariño en los vinos jóvenes, pero eso, tras los 12 meses en barrica, era algo que ya me esperaba, con lo cual en vista su cata es la de un vino blanco de cuerpo medio y un color amarillo dorado con unos reflejos acerados fruto de la crianza y de su estancia en botella.

La nariz me ha encantado, ya que sin ser demasiado profunda, es realmente expresiva, con muy buenos aromas afrutados sin llegar a ser aromas maduros, algo muy curioso. Un toque floral y herbáeo de fondo muy bien equilibrado. El afinamiento en botella y el paso por barricas le ha dado aroma balsámico muy interesante. pese a ser del 2014, conserva el equilibrio de la acidez a la perfección.

En boca conserva un cierto frescor de entrada, pero a cambio en el paso por boca se percibe un vino con cuerpo, potente, afrutado, vino gracias a la acidez que tiene, con una buena persistencia y un paso largo. En mi opinión la boca es lo que me ha gustado por su capacidad de sorpresa. En vino muy redondo, de cuerpo, que une por un lado la frescura de la varietal y por otro el poderío de la crianza.

Un vino que en mi opinión está en su momento óptimo y que merece 92 puntos en su cata.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.