Cata de vinos Manuel d’Amaro de Señorío de Rubiós, Rías Baixas

100 mejores vinos españoles catados en 2021 en sobrelias.com

 597 Lecturas

Cata de vinos Manuel d’Amaro

Cata de vinos de Manuel d’Amaro, unos vinos que podría definirlos como únicos y exclusivos, y no solo porque se elaboren algunos de ellos con unas varietales autóctonas minoritarias y muy desconocidas, sino porque además la producción es bastante reducida (el que más debe de tener al año sobre las 5.000 botellas elaboradas, alguno de ellos incluso no llega ni a las 1.000 botellas al año).

Como podéis ver, Albariño, Sousón, Pedral, Espadeiro y Caiño Tinto, son las cinco varietales escogidas para la elaboración de los vinos de esta colección Manuel d’Amaro que elabora la bodega Señorío de Rubiós en Rías Baixas en la subzona del Condado de Tea.

Vinos exclusivos que os animo a realizar su cata si está en vuestra mano ya que podéis descubrir que en Galicia hay más vinos más allá de los blancos que son los más conocidos fuera de esta zona vinícola.

El primero que os comento puede ser el que más o suene ya que es el Albariño, seguro que uva conocida por todos. Un vino blanco que se muestra enormemente varietal destacando por su frescura, su alta mineralidad, su buena presencia afrutada y con la acidez típica de los Albariños muy bien integrada. Muy afrutado con aromas a fruta blanca, de hueso, fondo floral y mineral con una entrada en boca fresca, paso salino y mineral y acidez bien gestionada. Un vino que en mi opinión se merece los 91 puntos.

El segundo vino es el Sousón, un vino tinto en el que se emplea esta varietal autóctona gallega que es la más usada para los vinos tintos gallegos. Una cata que nos deja en vista un vino con un color rojo picota oscuro en copa parada, limpio y brillante, con muy buena capa. Mucha nitidez de aromas con buena potencia aromática, con clara presencia de aromas a frutos del bosque, toques a fruta dulce y una gran acidez que también se percibe en la boca donde se muestra muy fresco en entrada y paso por el paladar de volumen medio y ligero amargor final. En mi opinión un vino que se merece los 90 puntos

El tercer vino es el Pedral, es una uva tinta recuperada y que desde el 2011 permite elaborar vinos monovarietales como este. Su cata nos deja en vista un vino con un color rojo picota muy limpio y brillante en copa parada. Los reflejos violáceos aparecen en su movimiento indicativos de su juventud. Aromas muy francos a fruta roja en la cata en nariz, toques a frambuesas, con una gran potencia aromática. Un fondo mineral muy presente del terruño gallego. En boca es muy similar a la nariz en cuanto a la complejidad y la presencia de fruta roja, con gran acidez que le da buena persistencia y un recuerdo bastante largo. En mi opinión se merece en estos momentos los 90+ puntos.

El cuarto vino es el Espadeiro, otro vino tinto de una uva de recuperación reciente y del que apenas se elaboran 1.000 botellas. Su cata nos deja en vista en copa parada un vino de color rojo picota, similar al anterior vino, con una buena capa, y que en movimiento de copa deja reflejos violáceos de su juventud y granates de su complejidad y evolución. Buena potencia aromática con toques a fruta roja, toques maduros, destacando arándanos y frambuesas. Acidez final con fondo floral muy interesante. La entrada es fresca y golosa, apareciendo rápidamente fruta del bosque y acidez bien conjuntada. Toques minerales con buena persistencia y recuerdo medio. Un vino que se merece en mi opinión en estos momentos los 90 puntos.

Por último, en quinto lugar, os comento la cata del Caiño Tinto, una uva de la que ya hemos catado algún vino en este magazine. También de reducida producción, ni 1.000 botellas. En su cata nos encontramos en vista con un vino que nos deja en copa parada un color rojo granate con una capa media y un ribete violáceo que nos identifica que tenemos un vino joven delante. Una intensidad media pero con mucha nitidez, donde destacan los aromas a frutos rojos muy típicos de esta varietal. La boca es de entrada fresca a la que sigue un paso muy afrutado y con marcada acidez, típica de esta Caiño Tinto. Bien estructurado, tiene una buena persistencia y un paso medio-largo. En mi opinión se merece en estos momentos una puntuación de 90 puntos.

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.