Y la verdad es que, si la industria del vino se enfoca al concepto de Wine in Moderation debería dar la bienvenida a envases más pequeños solo por esos motivos, pero los directores financieros de las bodegas también pueden tener razones para pensar seriamente en mirar más allá del formato de 75 cl.

Botellas de vino más pequeñas

La muestra está en el vino en latas, ya que en los USA, los consumidores están dispuestos a pagar más por litro por la conveniencia de los envases pequeños, y existe una creciente evidencia de que lo mismo ocurre con las botellas pequeñas.

El hecho de que dos medias botellas de vino puedan ser más caras que una de 75cl, no es fundamental y la gente estaría dispuesta a comprarlas por dos motivos: porque podría abrirla y terminarla en una comida entre dos comensales (con moderación) sin que se perdiera nada y también podrían adquirir dos medias botellas de dos diferentes vinos que les permitiesen disfrutar de varios maridajes en la misma comida.