Bodegas Habla como ejemplo de un proyecto nacido innovador y que se consolida como tal

Bodegas Habla como ejemplo de un proyecto nacido innovador y que se consolida como tal

Bodegas Habla como ejemplo de un proyecto nacido innovador y que se consolida como tal

En un sector tan maduro como es el del vino en España, es difícil encontrar proyectos que surjan con fuerza con un concepto completamente rompedor con las ideas tradicionales de este sector, que consigan crecer y se conviertan en todo un referente. Hoy nos queremos detener en uno de estos casos, en el de un proyecto que comenzó allá por el año 2000 como el de una bodega que vio claramente desde su inicio que la clave del éxito pasaba por tres puntos: elaborar excelentes vinos, saber segmentarse en una tipología de amante del vino y saber comunicar y conectar en todo momento con sus seguidores con muy diferentes formatos de mensaje, empleando para ello cualquier lenguaje simbólico que permita transmitir emociones. Hablamos de Bodegas Habla.

Inicios

Bodegas Habla nace en Trujillo, provincia de Cáceres, allá por el año 2000. Tiene que enfrentarse con diferentes problemas en sus comienzos.

El primero es que el proyecto lo conforman diferentes personas sin experiencia hasta ese momento en el mundo del vino, si en otros ámbitos.

El segundo es el de que Extremadura no se situaba entre las zonas tradicionales productoras de vino, con lo cual entra a ‘competir’ con zonas vinícolas ‘grandes monstruos’ dentro del panorama vinícola nacional e internacional. Un proyecto que nace con 200 hectáreas de finca en la que se ubicará el viñedo recién plantado.

El tercero, un sector muy tradicional donde muy pocos son los proyectos nuevos que se salen de la línea clásica, además de que si rompen con lo convencional, hay un claro riesgo de no llegar al consumidor final porque está educado en lo que hasta ese momento se llevaba en el mundo del vino.

Y en cuarto lugar, la dificultad de encontrar formas nuevas de comunicación de los mensajes que quiere transmitir la bodega y sus vinos.

De dificultades a fortalezas

Lo que otros verían como dificultades Bodegas Habla lo vio como los pilares donde sustentar sus puntos fuertes en el futuro y decidieron comenzar en esa dirección. Una máxima interesante de que el mundo del vino y lo mejor de este no está solamente dentro de la botella, ha guiado su funcionamiento desde los inicios.

¿Por qué el nombre de Habla? Cuando Miguel Ángel acabó su obra maestra escultórica, el Moisés, se dice que golpeó la estatua con su maza y le dijo: ¡Habla! El artista buscaba la transcendencia en el tiempo, la perfección en lo que hacía, la belleza,…, obligándose a unos enormes niveles de exigencia en todo lo que hacía. Por eso esta bodega decidió este nombre, Habla, porque todos esos valores que buscaba Miguel Ángel en su obra, eran los que quería transmitir esta bodega a la hora de elaborar sus vinos.

Teniendo claro sus valores, lo que querían hacer y a dónde querían llegar, en vez de segmentarse en una tipología de cliente existente, lo que hicieron es crear ellos su propio nicho de mercado: un perfil de ‘lujo accesible‘, una ‘marca premium‘ pero no limitada a determinados perfiles, sino que fuese accesible a todos pero que fuera percibida como una marca de culto. Para ello se fijaron en cómo trabajaban las empresas de dos sectores, como era el de la moda y el del perfumen de alta gama: que transmitían y cómo lo hacían.

La comunicación como diferenciación

Si quieres crear tu marca de lujo, dar imagen de ella y que se percibida como tal, debes de buscar la forma de comunicar estos mensajes y, para ello, hay que buscar nuevas formas de comunicación que hagan sentir en el receptor del mensaje esa pertenencia a esa marca como tal elemento de distinción.

Lo primero que se planteó la bodega fue la imagen de su producto, el diseño de ‘la botella’. Cómo hacerla diferente de todo lo que había en esos momentos en el mercado, llamativa, que invitase a cogerla y, por lo tanto a probar su vino, no era tarea sencilla.

Se decidió por una botella completamente negra, cilíndrica, completamente minimalista inspiraba en ‘The Object’, objeto ubicado en la portada del disco del año 1976 Presence de Led Zeppelin, en la cual se veía como una familia sentada alrededor de una mesa miraba como hipnotizada ese objeto. Eso es lo que se pretendía conseguir con el diseños de su botella.

Hasta el día de hoy, cada botella de los vinos que elaboran es completamente diferente de la anterior, siempre dentro de tres tipologías que se emplean como base, en la que se cambian o combinan en diferentes posiciones elementos decorativos de las mismas. Además todos los vinos llevan en su nombre números diferentes ya que no dejan de ser vinos diferentes aunque se elaboren igual ya que cada año las condiciones climatológicas son diferentes y nunca se puede decir que hay dos vinos iguales por ese motivo.

Mensaje a transmitir

Ver una botella de cualquier vino que elabora Bodegas Habla te transmite realmente lo que ellos se han propuesto: exclusividad, lujo accesible, idea de perfección, perseguir la excelencia de forma continuada, pero sobre todo el que el vino que se elabora cada año es único e irrepetible con lo cual debe ser un lujo y un privilegio el poder disfrutar de su cata.

Y un detalle muy curioso para conseguir que sea un lujo accesible a todos y sobre todo comprensible por todos, es la idea de la bodega de prescindir de lenguajes ‘rimbombantes’ y de profesionales trasnochados para hablar de un vino y describirlo: lo que no entiendes no lo pruebas, por ese motivo en la cápsula de sus vinos la bodega pone claramente lo que te van a encontrar cuando bebas el vino, los aromas, las sensaciones, de una forma más accesible y comprensible para el bebedor de vino, que siente sin duda la necesidad de comprobar que lo que lee es lo que realmente se encontrará al descorchar el vino.

En resumen, estamos ante Bodegas Habla como ejemplo de un proyecto nacido innovador y que se consolida como tal, un proyecto nuevo que surgió en un sector tradicional con una idea transgresora, diferente y que se ha ido consolidando con los años en base a buscar no solo el buen vino, cosa que realizan a la perfección, sin que el que lo beba así lo sienta en cada copa que se tome.

 

Sobrelías Redacción
+ posts

Sobrelías Redacción