Guía Online de Vinos

Bodegas Firmo, nuevo proyecto que nace en el Bierzo con sus Mencía y Godello con crianza

Puntos sobrelias

Bodegas Firmo, nuevo proyecto que nace en el Bierzo con sus Mencía y Godello con crianza

Hoy os acerco el nacimiento de un nuevo proyecto en la comarca leonesa de el Bierzo, como es Bodegas Firmo. Tras esta bodega nos encontramos al conocido enólogo Fermín Rodríguez Uría, que empieza este nuevo proyecto en el Bierzo con la elaboración, de muy reducida producción, de dos espectaculares vinos como son el Firmo Mencía Cepas Únicas 2018 y el Firmo Godello Fermentado en Barrica 2018.

La prolongada experiencia de Fermín en el terruño berciano le ha animado a poner en marcha este proyecto, Bodegas Firmo, en el cual quiere elaborar vinos diferentes ya que, aunque emplea las varietales mayoritarias en el Bierzo como son la Mencía y la Godello, ha buscado parcelas y zonas que permitan potenciar al máximo la tipicidad de esta comarca, dándole su toque personal en la elaboración de cada vino.

Si nos fijamos primeramente en el vino Firmo Mencía Cepas Únicas 2018, estamos ante un vino monovarietal Mencía con crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 225l de segundo uso. Lo hemos probado cuando hace muy poco aun que está embotellado, con lo cual eso me condiciona inicialmente aunque durante la cata ya le puedes ver los excelentes mimbres que va a tener este vino en ‘nada y menos’. Las uvas proceden de viñas de más de 50 años trabajadas con viticultura sostenible y respetuoso con el entorno, plantadas en suelos arcillosos con cantos rodados y trozos de pizarra que le permiten plasmar la mineralidad típica del terruño berciano. Un vino del que se elaboran exclusivamente 1.198 botellas.

Un vino que en copa parada podéis ver que nos deja un color picota muy intenso, capa media casi alta, muy brillante y limpio, con buena y abundante lágrima, de recorrido lento, no en vano estamos ante un vino de 14,5º. Una intensidad cromática muy varietal sin duda.

En nariz, según lo acercas se percibe una intensidad media-alta. De primeras nos vienen aromas a fruta roja, toques de fruta madura, aromas florales como a violetas. La crianza aparece tras airear la copa, con mucha presencia especiada, destacando un toque de dulzor muy interesante que choca con la acidez típica de la Mencía

La boca de este Firmo Mencía Cepas Únicas 2018 nos trae frescura y carácter de entrada. Volumen medio en el paso por el paladar con la fruta y la acidez de la mano de la barrica, bien estructurado, con buena persistencia y un potencial enorme de guarda sin lugar a dudas. El dulzor que se percibe en nariz vuelve a aparecer en boca, con unos taninos muy bien trabajados.

Un vino que está recién embotellado como quien dice, con lo cual los mimbres aun están por conjuntarse, con lo cual el potencial de este vino es enorme, no solo para catarlo con unos meses más de botella, sino para catarlo en años. Por ese motivo se merece la calificación de Muy Bueno.

Pasamos al vino blanco, el Firmo Godello Fermentado en Barrica 2018, un vino de parcela o paraje, elaborado en Valdepaxariñas con cepas de Godello de 30 años de  antigüedad, trabajadas con viticultura sostenible y respetuosa con el entorno, en suelos arenosos con alto contenido en cuarzo, lo que le va a aportar la mineralidad típica de esta varietal y del Bierzo. Un vino al cual le aumenta la complejidad el hecho de que pase la fermentación y crianza en barricas de roble francés de 600l durante 9 meses, descansando sobre sus lías, lo que le da sin duda un recorrido de sensaciones realmente espectacular. Una encantadora complejidad que solo tiene 1.296 botellas de producción.

Un vino este Firmo Godello Fermentado en Barrica 2018 que en vista podéis ver como deja un color amarillo pajizo, con toques dorados, limpio y brillante en copa parada, con una buena lágrima y no muy rápida. Un toque glicérico en movimiento y se percibe reflejos entre verdes claros y amarillos, lo que indica que conserva parte de su juventud pero que ha evolucionado con la crianza que ha tenido.

Nariz muy intensa, enormemente varietal, un vino realmente complejo. Fruta blanca, fruta de hueso, cítricos, ligeros tropicales, incluso diría yo que un fondo herbáceo. La crianza sobre sus lías le confiere una mayor potencia aromática, que aparezcan algún toque balsámicos, ligeros toques lácticos. Si le añades la mineralidad de fondo, te deja un conjunto aromático en perfecto equilibrio.

La boca es de entrada fresca, mucha fruta y acidez, muy bien gestionada, dejando en el paso por el paladar un vino tremendamente redondo, equilibrado, con un paso sedoso, voluminoso, con un toque untuoso ‘muy de la Godello’. Es un vino que en boca deja ver una gran profundidad, que durante la cata evoluciona de maravilla. El postgusto vuelve con fruta y ligeros toques especiados. Final bastante largo y con una muy buen persistencia

Sin duda es un vino que está para tomarlo ya, pero su crianza hace que sea un vino que aun tiene años para conseguir su plenitud, con lo cual es buena inversión para catarlo ya o para tenerlo y catarlo en unos años. Un vino que se merece la calificación de Muy Bueno y con un poco más de botella, Excelente.

 

José Luis del Campo
CEO en Socialmedia Network

José Luis del Campo. Sumiller. Asesor online de bodegas. CEO en Socialmedia Network.

Vinos españoles con 100 puntos Parker

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.