Bodega Almaz, cuando la uva es la que pide el vino que hay que elaborar

vinos más caros de España

Bodega Almaz

Bodega Almaz

Dentro de la búsqueda que realizamos regularmente de proyectos especiales y diferentes pero de gran calidad en sus vinos, hoy os quiero acercar el último que hemos descubierto, la Bodega Almaz. Se trata de una bodega ubicada en el municipio berciano de Almázcara y que tienen sus viñas en los términos de Almázcara, San Miguel de las Dueñas, Congosto y Cobrana, lo que se denomina como Bierzo Alto.

Es un proyecto que nos ha encantado por la exclusividad de sus vinos, sus claras ideas de lo que quieren hacer y, en definitiva, de poner en práctica la máxima de que ‘son las uvas la que dicen que vino hay que elaborar con ellas’, como nos dice José Luis Corral, gerente de la bodega.

Y esto lo cumple a rajatabla esta Bodega Almaz.

Veamos por qué lo decimos. A parte de elaborar vinos jóvenes tanto tintos como blancos (monovarietales Mencía y Godello), de los considerados como del año, elaboran un vino que, aunque tiene el mismo nombre, cada año cambia por completo su forma de elaboración, lo que hace que, pese a ser de nombre igual, los vinos que surjan cada año son completamente diferentes. Para ello la uva, antes de ser recogida, y según sus peculiaridades, es la que indica qué vino se va a elaborar. Además, para esto emplean uvas de la varietal blanca Godello procedentes de viñedos centenarios, ya de por si especiales y que, con rendimientos reducidos, aportan ya personalidad y características propias a los vinos.

La diferenciación como marca de Bodega Almaz

La zona donde se ubican los viñedos de la bodega, posee unas características de suelos muy diferentes a las de otros municipios de reconocido prestigio en elaborar vinos del Bierzo como puede ser Valtuille de Abajo, Cacabelos o Villafranca del Bierzo.

Los suelos de los viñedos de esta bodega son poco fértiles, muy altos, con escasez de agua y de materia orgánica, con gran carga mineral debido a la composición y estructura que nos encontramos. A esto se le añade una climatología diferente a la de otras zonas del Bierzo, así como que todas las viñas se mueven entre los 55 y 100 años de antigüedad.

Todo esto ha hecho a Bodega Almaz que busque la diferenciación como su imagen de marca.

El ejemplo del vino Almaz Naturae Godello

Fruto de su estrategia de generación de marca, nos hemos encontrado con una cosa curiosa, como es que añadas que, en teoría tienen una larga distancia en el tiempo, salen al mercado a la vez, llevando la misma etiqueta.

Así la añada del 2013 de este Almaz Naturae Godello por las condiciones de la uva ese año, dio lugar a un vino que se elaboró con un 17% de las uvas con una fermentación en barricas de madera durante 12 meses mientras que el resto fue en acero inoxidable:

Almaz Naturae Godello 2013

Almaz Naturae Godello 2013

Almaz Naturae Godello 2013

Almaz Naturae Godello 2013

Un vino que, con una excelente guarda gracias a la acidez de la Godello, está ideal para ser catado hoy mismo, con unas sensaciones de frescura que conserva, una complejidad presente no muy grande ya que la crianza solo afectó a parte del vino y que, como podéis observar, deja un color oro intenso espectacular en copa, viendo un vino complejo pero tremendamente vino y fresco en su cata.

Pero siguiendo la línea de la bodega, el Almaz Naturae Godello 2014, se elaboró con una uvas que en ese año indicaban que serían ideales para un vino de larga crianza. Por ese motivo, esa añada se elaboró con 43 meses de fermentación y crianza en fudres de roble francés, que. tras ser embotellado y un mínimo reposo en botella, salió al mercado con la añada del 2018, donde la bodega decidió que las uvas era ideales para elaborar un vino joven, del año.

Almaz Naturae Godello 2014

Almaz Naturae Godello 2014

Almaz Naturae Godello 2014

Almaz Naturae Godello 2014

Un vino que es complejo, perfectamente estructurado, con una personalidad propia, que muestra en estado puro la expresividad de la Godello, con un gran toque de madurez, mucha elegancia en sus sensaciones en la cata, aromas tremendamente varietales potenciados por la crianza, que se deja percibir con sutiles toques junto a los aportes de la uva. Solo ver el tono cromático en la copa, las sensaciones que te anticipa esta añada son espectaculares.

Pues con la estrategia de esta bodega, este vino ha coincidido en su salida al mercado con la añada del 2018 de este Almaz Naturae Godello, donde el vino elaborado es sin crianza de ningún tipo, un vino que muestra la vivacidaz que da la Godello en los vinos jóvenes, con gran frescura, muchísima acidez y unas sensaciones de frescura en nariz y boca realmente singulares.

Almaz Naturae Godello 2018

Almaz Naturae Godello 2018

Bodega Almaz

Almaz Naturae Godello 2018

¿Cuál es el momento ideal para tomar cualquiera de estos vinos de Bodega Almaz?

Pues, sinceramente, cualquiera es bueno ya que son vinos completamente diferentes. Si quisiérais realizar una cata vertical de este vino Almaz Naturae Godello, no podríais, ya que tenéis delante vinos completamente diferentes.

A mi en particular, me gusta mucho la viveza y frescura de la añada del 2018, fruta y acidez sinónimos de juventud. Un vino ideal para ‘chateo’ y que respondería perfectamente en maridajes. (Puntuación que le hemos dado: 91+ puntos)

Pero me encanta la cata de la añada del 2014, que acaba de salir al mercado a la vez que el 2018, y es que el cuerpo que tiene, la potencia aromática, la expresividad en boca, estructura, redondez, …, hacen que sea un vino ideal para maridajes, conservando a la perfección la carga frutal con mucha personalidad. (Puntuación que le hemos dado 95 puntos)

Y me ‘excita’ la cata de la añada del 2013, porque la pequeña crianza, acompañada de un buen reposo en botella, le ha dado una complejidad diferente a la añada del 2014, donde la frescura de la juventud se mantiene, pero con la potencia y expresividad que le puede dar la guarda. (Puntuación que le hemos dado de 94 puntos)

Y también Tintos

Además del vino antes indicado (Almaz Naturae), Bodega Almaz comercializa las marcas Plinio y Almaz Montium, tanto en tinto como en blanco, siendo la Mencía y la Godello las uvas protagonistas.

Un ejemplo es el vino Almaz Montium Criaza 2014, un vino que os sorprenderá ya que la crianza es de 24 meses en barrica de roble y un plazo de botella lo que permite conjuntar a la perfección la crianza con la frescura de la Mencía como varietal fresca, acida y viva.

Sin duda creemos que es un proyecto muy interesante si sois amantes de los vinos blancos, si queréis conocer más sobre los vinos elaborados con la uva Godello, aventureros, ávidos de grandes sensaciones y que buscáis cosas diferentes. Os recomendamos mucho estos vinos y que si estáis interesados en alguno nos lo comentéis y se lo decimos a la bodega ya que apenas le quedan ya 700 botellas de la añada del 2014 por ejemplo.

Viñas centenarias

Viñas centenarias

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker