Sobrelías Club B2C
Guía Online de Vinos

Teresa Martínez Ramonde, jefa del servicio de endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña: “Si pueden haber beneficios para la salud derivados del consumo moderado de vino”

Sobrelias TV

 9,146 Lecturas

Teresa Martínez Ramonde, jefa del servicio de endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña: “Si puede haber beneficios para la salud derivados del consumo moderado de vino”.

Hoy queremos profundizar más en un tema en ocasiones controvertido como es el de los potenciales o posibles beneficios para la salud del consumo de vino. De un lado, los amantes del vino que defienden a capa y espada que todos son beneficios si se consume con moderación. De otro, los detractores que indican que el consumo de vino, o de cualquier otro tipo de alcohol, no puede generar beneficios de ningún tipo para la salud.

Ante esta dualidad, hemos decidido traeros la entrevista que hemos realizado a Dª Teresa Martínez Ramonde, jefa del servicio de endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, con respecto al planteamiento inicial: el consumo moderado de vino ¿puede tener beneficios para la salud?

Dª Teresa Martínez: “En principio si existen algunos estudios (con diferentes orígenes) que indican que un consumo moderado de vino puede aportar beneficios para la salud. Pero también es cierto, que los estudios que así lo confirman, están realizados en muestras reducidas que no permiten realizar una generalización. Si que hay metaanálisis (unión de varios estudios, en el caso del vino pequeños), lo que no hay es un estudio grande y a largo plazo que permitiese a posteriori realizar unas conclusiones más globales y fiables”.

El consumo excesivo de alcohol puede provocar una variedad de efectos adversos que incluyen enfermedad hepática, insuficiencia cardíaca (HF), aumento del riesgo de cáncer, complicaciones neurológicas y lesiones no intencionales. En contraposición la ingesta moderada de alcohol puede tener beneficios para la salud, en particular en lo que respecta a la enfermedad coronaria (CHD), la enfermedad cardiovascular en general (ECV) y la diabetes.

Sobrelías: ¿Qué hay de cierto en este análisis inicial? ¿Son más los contras qué los pros de un consumo moderado de vino?

Dª Teresa: “Un consumo de vino en exceso, o de cualquier tipo de alcohol, está claro que es algo contraproducente para la salud. Pero también es cierto que un compuesto natural presente en las uvas rojas, por lo tanto en el vino tinto, así como en otras frutas rojas como las frambuesas o las moras, se ha hecho famoso por sus posibles beneficios para la salud, es el resveratrol. Es un flavonoide que generan las plantas y que se encuentra en las pieles de estas uvas, y al cuál se le da propiedades antioxidantes, antiinflamatorias o para mejorar la circulación sanguínea”.

S: Por lo tanto, no solo el vino, sino también zumos de otras frutas podrían ser beneficiosos.

Dª Teresa: “Lo cierto es que el revesveratrol es un componente que ayuda a la creación del denominado ‘colesterol bueno’, no es que ayude a reducir el ‘colesterol malo’, pero si contribuye en el bueno, y eso es algo muy interesante ya que siempre hay que mantener equilibrio en el organismo entre los dos tipos de colesterol”.

S: Beneficios para la salud del consumo de vino moderado los hay, pero ¿dependerá de cómo somos cada uno y nuestro estilo de vida y no se podrá generalizar?

Dª Teresa: “Efectivamente, cada uno tiene un cuerpo con su ‘historia clínica’, lo que para uno es un consumo moderado, para otro puede ser excesivo. Incluso la constitución física del hombre asimila el alcohol de forma diferente que la de la mujer. Deberíamos de hablar de un consumo moderado en función de cada persona, fijando este a las características de cada uno”.

S: Hay quien defiende el consumo de vino como algo cultural, incluso lo vinculan a la ‘dieta mediterránea’. ¿Qué opina de estas afirmaciones? ¿Deberían de ser revisadas?

Dª Teresa: “Pues con respecto a ese tema hay algunos estudios curiosos. Por ejemplo, uno indica que la cocina tradicional francesa, que no es tan ‘estilo mediterránea’ como la nuestra, lleva apareja la existencia de un menor número de casos de problemas cardiovasculares y de fallecimientos por esa causa, llegándose a afirmar que el hecho de que siempre haya vino en la mesa en las comidas y cenas francesas, es un factor que favorece a ello. Pero lo cierto es que no hay un estudio médico de suficiente peso que lo confirme”.

S: Lo ideal sería poder disfrutar de los beneficios del consumo moderado de vino sin tener que sufrir los negativos. De hecho un reciente estudio de una universidad de Taiwan indica que los taninos del vino ayudan a inhibir eficazmente la actividad de dos enzimas clave dentro del virus Covid-19, lo que no quiere decir que bebiendo vino nos curemos del ‘Covid’.

Dª Teresa: “Efectivamente, lo bueno del consumo del vino para la salud, seguro que se está intentado ser aplicado en el área médica sin que haya que tener cuidado con las contraindicaciones en el consumo de alcohol”.

Dª. Teresa Martínez Ramonde

Dª. Teresa Martínez Ramonde

Jefa de servicio de Endocrinología Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. Profesional con más de 30 años de experiencia.
Bio
  • Estudios relacionados

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Conservas Codesa