Conocemos Adega Melillas e Fillos, la tipicidad del terruño de Valdeorras

vinos más caros de España

Conocemos Adega Melillas e Fillos, la tipicidad del terruño de Valdeorras

Hoy os acercamos uno de esos proyectos de los que primero nos fascinaron sus vinos lo cual nos llevó a investigar más sobre esta bodega y acercarnos a Valdeorras a conocerla de primera mano. Se trata del apasionante proyecto Adega Melillas e Fillos. Ubicada en la localidad de A Rúa de Valdeorras, la bodega se ubica sobre los restos de una bodega de la época romana que han ido restaurando con mucho cuidado ya que es una zona de mucha relevancia histórica ya que fue una zona de asentamientos estables de los romanos, quienes fueron los que introdujeron el cultivo de la vid en esta comarca gallega.

Unas instalaciones que hasta la fecha tienen una capacidad de 60.000 litros, donde se elaboran sus cuatro vinos procedentes de las 4 Has. que tienen distribuidas en 20 parcelas en al valle de A Rúa de Valdeorras. Unas parcelas con predominio de suelos pizarrosos en los que nos encontramos un tesoro en forma de cepas centenarias que le dan una enorme personalidad a los vinos que elaboran.

Viñedo próximo a la bodega

Aunque estamos en la cuna del Godello, también nos encontramos con viñedos de Mencía, Garnacha Tintorera,Tempranillo, Merenzao y Alicante Bouschet.

Marcos con uno de sus viñedos a su espalda desde la parte superior de la bodega

Marcos y su hermana está detrás de este proyecto que recibe el nombre porque su abuelo es de los que hizo ‘la mili’ en Melilla, lo que supone un guiño a la tradición e historia de esta bodega que desde esa generación ya lleva elaborando excelentes vinos en el terruño valdeorrés.

Una filosofía de trabajo que les lleva a elaborar vinos de no muy gran producción uniendo las nuevas tecnologías a la tradición, dando como fruto vinos excelentes de gran personalidad y que muestran a la perfección el terruños de esta comarca ourensana.

Zona de los depósitos

Bodega con un pedazo de historia romana

Para conservar su historia, nos cuenta Marcos como decidieron aprovechar una antigua bodega de la época de los romanos en la comarca ubicada justo debajo del edificio administrativo de la bodega donde nos encontramos las barricas para dar crianza algunos de sus vinos, así como donde van a ubicar su ‘cementerio’ de botellas.

‘Han venido arqueólogos y nos han confirmado que la bodega (formato cueva) es de la época romana, aunque no tenemos ningún testimonio escrito, con lo cual la estamos restaurando con enorme cuidado para preservar toda su historia’, nos comenta Marcos.

De hecho están planificando emplearla en diferentes actividades de enoturismo como la celebración de catas maridadas o por ejemplo la realización de conciertos ya el ambiente es ideal y propicio para excelentes veladas acompañadas de excelentes vinos.

Vista de la bodega romana con las barricas

Al fondo la ‘chimenea’ de la bodega

Barricas

Zona de la chimenea que data de los romanos

Vista de la sala de depósitos desde el interior de la bodega

Una sala de barricas

Arco con una clave datada en la fecha de la ocupación romana

Esta bodega es una clara muestra de la ingeniería romana ya que permite el mantener las barricas a una temperatura constante ya sea verano o invierno con independencia de la temperatura exterior.

Los vinos de Adega Melillas e Fillos

Los vinos de Adega Melillas e Fillos

Los vinos de Adega Melillas e Fillos

En la actualidad esta bodega nos comenta que elaboran 4 vinos bajo la marca ‘Lagar de Cigur‘. Por un lado uno blanco joven del año monovarietal Godello y otro joven sin crianza pero en este caso tinto elaborado con las varietales Mencía, Alicante y Merenzao. Son los vinos Lagar de Cigur Godello y Lagar de Cigur Mencía.

Lagar de Cigur Mencía

Lagar de Cigur Mencía 2017

En ambos vinos se intenta buscar el frescor de las uvas mayoritarias como son la Godello y la Mencía, las más representativas de la comarca de Valdeorras en blancas y tintas. Los dos vinos son eminentemente frescos, frutales, con gran intensidad aromática, muy bien estructurados en boca y que muestran a la perfección el terruño valdeorrés.

Lagar de Cigur Godello 2018

Lagar de Cigur Godello 2018

Además de estos dos vinos, elaboran otros dos aunque solo en añadas que consideran excepcionales, un vino barrica (que lo podemos considerar como roble) y un crianza. En estos momentos hablamos por ejemplo de que está en el mercado la añada 2013 del crianza y la 2015 del barrica. Son los vinos Lagar do Cigur Barrica Mencía y Lagar do Cigur Crianza Selección Mary Ginzo.

Lagar do Cigur Barrica Mencía 2015

Lagar do Cigur Barrica Mencía 2015

El primero es elaborado por un coupage de uvas tintas Mencía, Tempranillo, Merenzao y Alicante, todas ellas procedentes de viñedos centenarios con una crianza de 8 meses. Un abanico de sensaciones perfectamente equilibradas de fruta y crianza de las barricas que nos dejan un vino perfectamente estructurado y poderoso, que año a año gana con su guarda.

Lagar do Cigur Crianza Selección Mary Ginzo 2013

Lagar do Cigur Crianza Selección Mary Ginzo 2013

El segundo es un vino es fruto de una selección de uvas de viñas centenarias de Garnacha Tintorera que tiene una posterior crianza de 14 meses en barricas de roble francés y americano. Una varietal tan compleja como esta pero tan buena para la crianza nos deja un vino realmente profundo, complejo, lleno de matices que se van descubriendo poco a poco en su cata.

En breve os iremos comentando todos los vinos en sus catas individuales.

Sobrelías Redacción

Sobrelías Redacción

Vinos españoles con 100 puntos Parker